Wojtek Ulrich

Komentarze

Transkrypt

Wojtek Ulrich
INELUCTABLE
MODALITY OF THE
VISIBLE
Wojtek Ulrich
Ex Teresa Arte Actual Licenciado Verdad 8, Centro Histórico, Del. Cuauhtémoc, C. P. 06060, Mexico City, Mexico. www.exteresa.bellasartes.gob.mx
INELUCTABLE MODALITY OF THE VISIBLE
Wojtek Ulrich
curated by Irving Dominguez
10 OCT - 24 NOV
reception: OCT 10, 8:00 pm
Licenciado Verdad 8, Centro Histórico, Del. Cuauhtémoc, C. P. 06060, Mexico City, Mexico.
www.exteresa.bellasartes.gob.mx
DOBLE
FONDO
Doble fondo
2013
El proyecto para la Nave Principal de Ex Teresa Arte Actual consistía en levantar
el suelo de piedra y excavar un foso rectangular de 7 x 25 metros para descubrir el
terreno original, distinto al suelo inclinado que ahora caracteriza a la edificación.
Debido a que la ejecución de este plan resulta imposible, se colocará sobre el suelo de la Nave una plataforma hecha con
placa de hormigón con las dimensiones antes descritas.
Ésta se apoya de un lado directamente sobre el suelo y del otro se sustenta sobre unos
gatos hidráulicos que la mantienen en posición horizontal, corrigiendo el hundimiento
de la antigua iglesia.
El dispositivo se ha diseñado teniendo en cuenta la inclinación, de modo que el proceso de nivelación sea exitoso. La placa
de hormigón será sacada de su contexto y será elevada al rango de unidad integradora.
El rayo láser de los niveles digitales indica el punto preciso que debe alcanzar todo el proceso.
La plataforma marca otra área de trabajo: a partir de ella se presentará un proceso
de excavación similar al de la planeación original, un intento por alcanzar el fondo
original. Al interior el visitante hallará una apertura con tres lados rectos que llegan
al suelo de piedra. El cuarto lado indicará un punto de descenso desde la plataforma
hacia su base.
La excavación que deja al descubierto la superficie de la plataforma no es un gesto arqueológico ni un intento de llegar al
nivel adecuado o real. Es más bien el vehículo de una nueva relación: un artefacto moderno. No quiero que Ex Teresa Arte
Actual en su cualidad de lugar, con su rica historia, me imponga su contexto.
El elemento moderno carece de cualquier atribución decorativa o sentido (escultórico),
está desconectado de la Historia y del espectador, contenido por completo en su
esterilidad industrial.
Necesito explorar las posibilidades de experiencia cuando elementos “inapropiados” o “incorrectos” se depositan en los
lugares “inapropiados” e “incorrectos”. Un elemento desconectado de su contexto causal no aporta ningún significado,
produce una percepción obsoleta de la incertidumbre y la desintegración, prueba de un agotamiento. Es un proyecto
concebido a partir de la ausencia, de una presencia negativa. Una ficción material, un artilugio entre cuyo interior y exterior
no hay una conexión real.
DOUBLE
BOTTOM
Hidden Depth
2013
The idea for the Nave Principial project was to uncover the stone tiles and to excavate a
7x25 m (ca. 23 x 82’) rectangular opening in the slanted floor, exposing the underlying
surface, parallel to the existing floor level.
It turned out to be impossible, so I placed a concrete panel of similar measurements on top of the structure; it is supported
directly by the surface of the floor on one side, and on the other side by car lifts, holding it horizontally in place.
The layout was specifically designed so that the slant of the floor in Nave Principial was taken into account and the leveling
of its ground was achieved. The modern concrete panel was taken out of its context and upgraded to the status of an all-encompassing unit. The laser beam pointing out the perfectly level line serves as a point of reference.
The concrete slab marks another surface, from where I was trying to excavate my
way to the “absolute” bottom. The rectangular opening on three sides reaches all the
way to the edge marked directly by the floor. From this side on, I signal the beginning
of descend beneath the existing floor level of Nave Principial, on which the concrete
panel was installed.
The excavation exposing surface of the platform is not an archeological gesture nor does it represent any attempt to reach
any “right” level. Rather, it is a means of a new kind of relationship -- a modern artifact. It was never my intention to allow the
place of rich past history like Ex Teresa to dictate a context in any way.
The “modern” element is devoid of any décor or meaning, disconnected from history
and from the viewer, and totally self- self-contained in its industrial sterility.
I am trying to establish what is going to happen when “inappropriate” pieces fall into “inappropriate” places. An element
disconnected from its causal context becomes irrelevant; it produces an obsolete impression of uncertainty and disintegration
which is a proof of exhaustion; it is a project conceived of the lack of something, of nonexistence. It is a fictional material
gadget, lacking any connection between its inside and outside.
THE
DOG GOD
El “objeto” en cuestión es un esfuerzo por separar la religión de su utilidad económica. No se trata de ofrecer
argumentos a favor o en contra sino demostrar lo absurdo en la forma misma del asunto.
Asignarle a un ser humano el estado de sacrificio lo reduce a su sustancia animal. Un sacrificio humano no es preferible a
un sacrificio animal. El sacrificio humano es, de hecho, convertirlo en animal. La barbaridad de esta situación descansa en
el cuidado de los derechos humanos, cuando es en verdad un asunto de la realidad política y económica.
The DOG (el perro) está basado en la falsa identidad del sujeto suplantado, que es un
cerdo, y no en la identificación de la ofrenda. En este punto vale la pena señalar que la
palabra en inglés DOG leída al revés identifica otra palabra: GOD (Dios).
En diferentes mitologías y religiones el perro hace las veces de mensajero, pero aquí en vez de un perro hay un cerdo. En la
lengua polaca existe una expresión idiomática: “ponerle un cerdo a alguien” que se utiliza cuando se quiere desacreditar a
una persona al imputarle hechos que no cometió, por lo que he usado esta expresión literalmente. Era importante llevar el
experimento en un entorno natural, imparcial y donde no se conozca el sentimiento de culpabilidad.
The DOG será proyectado sobre una pantalla hecha de un material que alude a la tilma del
indígena Juan Diego en la cual quedó impresa la imagen de la Virgen de Guadalupe.
Videoinstalación monocanal con audio. Duración: 9 minutos, 28 segundos, 2011.
“Esa es la verdadera decepción en el crimen del robo: obstruir el hecho de que en realidad NO HAY NADA QUE ROBAR
– de este modo la ausencia constitutiva del Otro se oculta, i.e., se sostiene la ilusión de que el Otro poseía aquello que
le fue robado.
Si en el amor se da lo que no se tiene, en un crimen pasional uno toma del Otro amado precisamente lo que le falta.
El engaño más grande de esta acción es que uno la tiene siempre en cuenta y la planea con regularidad. Lo que más
necesitamos aparece gracias a su pérdida. Un falso sacrificio con el fin de engañar al otro diciéndole que algo le falta.”
Slavoj Zizek, de Sobre la Fe.
DOG GOD
Single-channel video and sound. Duration: 9 minutes 28 seconds
The „object” presented here is an attempt to separate religion from its economic utility. The
objective is not as much to present arguments for or against it, but rather to show the absurdity of
the very form of its subject.
Assigning a human being with the status of a sacrifice reduces it to its animal substance. A human
sacrifice is in no way better than an animal one. The human sacrifice is, in fact, becoming an animal.
The barbarity of this situation lies in regarding it as a “human rights issue,” when it is actually a matter of
political and economical reality.
The Dog is based on the fake identity of a bogus subject, which is PIG, and not on the
identity of the sacrifice. DOG spelled backwards reads GOD.
In various religions and mythologies, a DOG serves as a messenger; here, however, we see a
pig instead of a dog. There is an idiom in my native language used to describe a situation when
someone is trying to sling mud at someone else -- to make malicious charges and otherwise
discredit their opponent – it is called “podłożyć świnię: ”to planting a pig” on someone. It was of
great (or even crucial) importance that the test is carried out in the wild – in an environment that is
indifferent, and untouched by sense of guilt.
DOG video is projected on a screen made from the same kind of fabric on which Juan
Diego saw the vision of Our Lady of Guadalupe.
This is the proper deception of the crime of stealing: to occlude the fact that, ultimately, THERE IS NOTHING TO STEAL
- this way, the constitutive lack of the Other is concealed, i.e. the illusion is maintained that the Other possessed what
was stolen from it. If, in love, one gives what one doesn’t possess, in a crime of love, one steals from the beloved Other
what the Other doesn’t possess...
Slavoj Zizek, On Faith
LAVANDERÍA
Ficha técnica
Instalación: 5m ancho x 7m profundidad x 4m altura, aproximadamente.
Estructura independiente compuesta de tres paredes, una celosía en tres partes y un piso. Todos los elementos están cubiertos con chapa
metálica (estaño). En la estructura incluye un sistema de irrigación que recircula el agua contenida en un recipiente en la base de la instalación
y distribuida a través de una bomba hidráulica. Tres de las lavadoras automáticas del cuarto tienen una programación defectuosa y el resto
probablemente no sirva. Lavandería utiliza parcialmente elementos de la instalación Red Rain (2000).
Los migrantes y las mercancías fluyen a través la frontera sur. Más tarde, la situación empeora, sobre todo para las
mujeres. Todo tiene que pasar por un proceso de “lavado” con tal de continuar y dirigirse hacia la frontera norte.
Lavandería es una estrategia de supervivencia: nadas o te hundes. (Sink-or-swim)
En el interior de la Capilla de las Ánimas lloverá sin cesar – y si alguien intenta hacer uso de las lavadoras, tendrá
que mojarse por completo o dejarse llevar por el agua. Pero si dicho intento bajo la lluvia resultara exitoso, el acto se
convierte en la dimensión hiperrealista de un discurso social. Las lavadoras que tienen la programación rota no hacen
de la lavandería un lugar apto para la negociación.
(En la versión inicial, la lavandería era un lugar habitado por serpientes de agua.)
Para la noche de inauguración se contratarán a algunas “señoras del vecindario” para que intenten hacer uso
de lavadoras, previo acuerdo económico. Durante la exhibición colocará información sobre el horario en que
se podrán usar de manera gratuita las lavadoras.
Lavandería
(2013)
Ex Teresa Arte Actual se encuentra muy próxima al Palacio Nacional, una de las sedes del Poder
Ejecutivo del Estado mexicano. En este contexto, el Palacio Nacional funciona como una filial
del museo, al igual que las ruinas prehispánicas de la arquitectura mexica que se encuentran
debajo y en el perímetro de ambos edificios. Recordamos que en uno de los altares principales
de lo que hoy denominamos el Templo Mayor existía un altar dedicado a Tláloc, dios de la lluvia.
Ahora lloverá al interior de Ex Teresa, que se encuentra en el límite entre las ruinas y el edificio
emblema de las instituciones estatales.
Ahora, en el interior del museo, como edificio e institución que está a punto de caer, empieza
a llover. Las tres edificaciones, Ex Teresa con su lavandería, el Palacio Nacional y los restos de
las pirámides, forman parte integral de un diseño que funciona como un espacio unificado e
integrado al tiempo actual. Ante este nuevo sentido su contexto histórico y sus sentidos estéticos
originales se vuelven irrelevantes.
La función purificadora que tradicionalmente cumple la lluvia, se transforma aquí en un acontecimiento
acústico. Con el fin de conseguir una mejor acústica dentro de la lavandería sus paredes estarán cubiertas
de estaño o aluminio, que intensificará el sonido monótono y uniforme de la lluvia golpeando los diversos
elementos, generando su propia melodía con la frecuencia apropiada.
The Laundromat
Installation, ca. 5m W x 7m D x 4m H (16’ w x 23’ w x 13’ d)
A standalone structure consisting of three walls, a three-part ceiling and a floor; most of it covered with tinware. The structure contains a built-in
irrigation system made of a canister in the base of the installation and a water pump. Timers of three out of five washing machines contained in the
room are broken; other machines are not in usable condition. The Laundromat partially utilizes elements of RED RAIN project (2000), but it is in no way
a continuation nor extension of it.
Immigrants and wares flow in through the southern border. Their situation quickly deteriorates, especially in the
case of women. Everything has to go through the “laundering” process in order to proceed further, towards the
northern border.
The Laundromat as a survival strategy – sink or swim.
Inside the former Capilla de Las Animas chapel, which is a part of Ex Teresa, the rain falls constantly – and
therefore whoever tries to do laundry in there, will either get completely soaked or even washed away. If, however,
such an attempt is even partially successful in the pouring rain, it may become a hiperrealistic dimension of a social
discourse. Washing machines with their broken timers do not make the Laundromat a negotiation-friendly place.
Initial concept called for the Laundromat to be inhabited by a water snake for the duration of the exhibition.
A few “ladies” from the neighborhood were hired for a small amount of money to participate in the exhibition
opening. A sign with admission hours for the Laundromat placed by the entrance to the Capilla de Las
Animas for the duration of the exhibition, informing the locals when its washing machines can be used for
free.
Ex Teresa Center for Contemporary Art is directly
adjacent to the National Palace, the seat of the
president. In this context, the Palacio Nacional
operates as a subsidiary of the laundromat at
Ex Teresa, similarly as the pyramid (or rather,
remains of one) located on the opposite side
of the gallery building. Ex Teresa is a modern
institution, established on the ruins of the
pyramid, on the top of which a sanctuary of rain
used to be located; now, it begins to rain inside
the ex Teresa, which is on the verge of collapse
both as a building and as an institution. All three
buildings – ex Teresa with its laundromat, the
presidential palace, and the ruined pyramid – are
integral parts of the design, functioning as an
unified space, belonging to the same time. Their
historical and aesthetic context is irrelevant.
Rain, traditionally perceived as a cleansing
force, is utilized here as an acoustic
phenomenon. To improve the acoustics,
most of the elements in the laundromat were
covered with tinware, which enhances dull
and monotonous sound of raindrops hitting its
surface and tunes it to the proper frequency.
El Convento de San José y el Templo de Santa Teresa la Antigua, actualmente Ex Teresa
Arte Actual, se construyeron gradualmente desde los primeros años del siglo XVII. De
1678 a 1684 adquirió la fisonomía barroca que conserva hasta nuestros días, gracias a
la intervención del arquitecto Cristóbal de Medina y Vargas, en la que prevalece un diseño
austero acorde con los principios de la orden de las Carmelitas Descalzas, que entonces lo
habitaban. Los primeros óleos que decoraron sus muros estuvieron a cargo de Luis Juárez.
Tras la aplicación de las leyes de Reforma, el convento fue cerrado para dar cabida a
la primera Escuela Normal, la Escuela de Odontología y la de Iniciación Universitaria
sucesivamente. La iglesia de Santa Teresa La Antigua, quedó clausurada al culto hasta
1930 y desde entonces varios han sido los usos y remodelaciones. A partir de 1993, alberga
el proyecto cultural del Instituto Nacional de Bellas Artes denominado Ex Teresa Arte
Actual. En 1994 el edificio se transforma para dotarlo de espacios y equipo adecuados
para la presentación de las manifestaciones del arte actual . Una estructura ligera de acero
y vidrio diseñada por el arquitecto Luis Vicente Flores se anexo al edificio sin intervenir su
estructura original.
Ineluctable Modality of the Visible
Wallpaper, digital print, 2012
Caravaggio, The increduility of Saint Thomas
....INELUCTABLE MODALITY
OF THE VISIBLE.... at least
that if no more, thought through my eyes.
(Ulysses - opening of the III episode)
James Joyce
Ineluctable modalidad de lo visible
www.exteresa.bellasartes.gob.mx
TINA (There is no alternative), digital print, 2011
There Is No Alternative
EX TERESA, digital print, 2013
Money For Art
Funds Designated
For The Exhibition
*
Money For
Art Operations
*
Portion Of Funds Designated
For The Exhibition By The Sponsoring Institution
Urn with the ashes, marble, box, size: L: 18 cm, D: 9cm, H: 11cm, 2012
The Holy Book
You Can Die For
You May Have To Bear Harshest Punishment
For This Holy Book
All we have to do is move everything a bit forward,
everything will stay the same and nothing will change,
but nothing will ever be the same.
Sweatshop/ Explotación
Trabajadores infantiles explotados para imprimir camisetas (India).
No se trata de abrir un debate sobre las posibilidades de cambiar al mundo, o
llevar el arte hacia un discurso político, sociopolítico o ético-estético. Tampoco
iniciaremos ningún diálogo sobre sus actuales pros y contras. Dicho esfuerzo no
brindaría ninguna clase de solución en la lucha contra esta injusticia. Tampoco
constituiría un digno ejemplo de ello.
El hecho de contratar niños para producir camisetas une la teoría con la práctica
siguiendo un conjunto diferente de reglas. Es posible asumir que estos condenados,
quienes trabajan en una fábrica clandestina, sujetos de explotación, “se lo han ganado”.
Las reglas de conducta en una factoría de este tipo son arbitrarías, pero es gracias
al trabajo esclavo que el Poder se activa, manteniendo el estado de las cosas (statu
quo) mientras, en términos oficiales, pretende erradicarlo aunque continúe obteniendo
beneficios de dicha explotación.
Es la víctima quien activa la fuerza de su verdugo. “Para que algo pueda cambiar todo
tiene que permanecer igual”. En este caso el Opresor, la gente en el Poder, resultan
eficaces a través de su ficticia proyección. El arte comprometido que se ocupa de este
problema resulta ineficaz, falso y atrincherado en su propia realidad.
A pesar de las estrictas reglas de control alrededor de estas prácticas, no hay
nada secreto en el fondo: todo se oficializa y se manifiesta a la intemperie.
Todo aquello que transpira fuera de la ley, queda marcado por una sensación de
aventura e independencia, eso hace supuestamente libre a la gente. La errónea
sensación de libertad les permite siempre lidiar con su recorrido por los meandros
de la vida y su propia hipocresía. La pregunta es, ¿serán capaces de alcanzar lo
real, lo independiente y lo verdaderamente libre?
***
Video instalación, duración del video: 12 minutos.
“ En la actualidad el arte ha entrado en una fase de reproducción infinita, donde todo se
duplica, incluso la banal realidad cotidiana, cayendo del mismo modo bajo el signo del
arte y volviéndose estética. Lo mismo aplica para la producción, que podríamos decir
también ha entrado en lo estético: reduplicación, el procedimiento a través del cual se
exprime toda finalidad y contenido transformándose en algo abstracto y no figurativo.
La forma en la que se expresa la forma pura de la producción, tomando sobre sí mismo
como lo hace el arte, el valor de la finalidad sin fin alguno perseguido. Y la Industria
puede canjear sus signos: el arte puede convertirse en su máquina de reproducción
(Andy Warhol) sin dejar de ser arte, desde que la máquina no es más que un signo.
La producción puede perder toda su trascendencia social como efecto verificador y
finalmente glorificarse (así misma)”
***
Jean Baudrillard , El intercambio simbólico de la muerte.
Puedo proponer vender camisetas hechas ilegalmente como obras de
arte y de este modo recaudar fondos y hacer tangible el problema. De
este modo podría alcanzar las metas sociopolíticas y estéticas del arte...
pero ése no es mi propósito.
Las camisetas se pueden comprar individualmente como objetos de arte
hechos ilegalmente por menores de edad. Cada camiseta viene con un
certificado de autenticidad y un número de identificación.
Los textos impresos en las camisetas hacen las veces de una campaña
promocional.
Camiseta 3
LA DECISIÓN DE UN PARTICIPANTE NO TIENE TRASCENDENCIA
El radicalismo en el terreno del arte no siempre puede traducirse en estándares
culturales
PARA UNA APLICACIÓN PRÁCTICA LA IGNORANCIA ES INSIGNIFICANTE
Tú puedes hacer cambios sociales a través del arte
UN EXPERTO EN AQUELLO QUE SEDUCE AL RESTO DE LOS MORTALES
Cómo explicar una situación o un problema a una liebre muerta
LA PUBLICIDAD COMPENSA LAS CARENCIAS
Me encantaría que los mundos ideales que surgen de la imaginación del artista
pudieran existir realmente, incluso aunque estos fueran imperfectos.
Video, ca. 12 minutes. 2012.
Camiseta 1
LO ÚNICO QUE PUEDE CAMBIAR AL MUNDO SON LOS JUEGOS
PERFORAN LAS GRANDES DERROTAS Y LAS TRANSFORMAN
EN ÉXITO
Camiseta 4
Actuar en el arte es un mapa de escape
Crear lo propio, comunicar esa experiencia, nuestra versión de los
hechos
ES ARTE Y ECONOMÍA ASOCIADOS EN LA IMAGINACIÓN
HUMANA
BELLEZA METÁFISICA DE LA CRISIS
Nuestro placer individual eleva el nivel de la sociedad.
EX TERESA
EL FIN DE LA REBELIÓN DE LAS MASAS
Un artista, no un narrador de la Historia o documentalista, pero
sí un productor, una causa: el artista se manifiesta cuando las
cosas comienzan a tomar forma, cuando la decisión se ha tomado
y actúa al igual que otros factores o agentes de cambio
LA PROHIBICIÓN ES EL JUEGO PREDILECTO
Si tú creas arte de consecuencias políticas en el espacio social,
no debes contemplar o celebrar tus fallas. Por el contrario, debes
lidiar con lo disfuncional en ella.
¡RENEGOCIACIÓN DEL CONTRATO SOCIAL!
¡RENOVARSE O MORIR PARA SATIFACER LAS NECESIDADES DE
LAS MASAS MODERNAS
NO HAY FALLAS EN EL ARTE POLÍTICO, SÓLO
IMPERFECCIONES
LA REVOLUCIÓN NECESITA CONSUMIDORES
La actitud liberal está directamente relacionada con la actitud
moral.
Camiseta 2 No hay fallas en el arte político, sólo imperfecciones
Sugerencias de alternativas sociales y soluciones políticas han comenzado a
manifestarse, donde sea que aparezcan
UNA RUTINA COMÚN Y REPETITIVA ES NECESARIA
Es importante para cada ramo tener sus propios objetivos y estrategias
LA CULTURA DE MASAS REQUIERE CONTINUIDAD
La conciencia expandida y el logro de cambio sociales a través de estrategias
artísticas
LA IGNORANCIA ES INSIGNIFICANTE EN TÉRMINOS PRÁCTICOS
La táctica es implementar el arte en el tejido social.
Sweatshop
This is not an attempt at questioning a possibility of change or at dragging art
into a political or socio- political or ethico-aesthetic discourse; nor is it an effort
to start a dialogue or a discussion of its actual pros and cons. Such an attempt
would bring no results whatsoever in battle against the phenomenon presented
here, nor would it constitute any meaningful example.
Underage sweatshop workers making t-shirts, India.
In the act of hiring underage sweatshop workers to produce t-shirts, theory gets
united with practice by a different set of rules. It can be assumed that whoever
is condemned to working in an illegal t-shirt-producing sweatshop has brought
this on himself.
Rules of conduct in a sweatshop are arbitrary, but through slave labor the
oppressive power gets activated, and it supports the status quo while officially
trying to eradicate it by earning profits from such exploitation.
The victim activates the power that becomes her oppressor. “In order for a
change to occur, everything has to stay the same.”
In this case, the oppressor – people in power – is capable of making their
false resemblance effective, while the art involved with discussing this
phenomenon remains ineffective, false and entrenched in its own reality.
Despite the strict and sworn secrecy surrounding this business, there is nothing
secret or private about it: everything is official and transpires in the open.
Everything that transpires outside the law becomes marked by a sense of
adventure and independence which allegedly makes people free – and this
misguided sense of freedom allows them to forever dwell on the shallows
of their own hypocrisy. The question remains, whether they can ever be
capable of reaching for what is real, independent and truly free.
***
“At this point art entered into infinite reproduction, with everything that doubles
itself, even the banal reality of the everyday, falling by the same token under the
sign of art and becoming aesthetic. The same goes for production, which we might
say has today entered into aesthetic: reduplication, the phase where, expelling
all content and all finality, it becomes somehow abstract and non-figurative . In
this way it expresses the pure form of production, taking upon itself, as art does,
the value of the finality without end. An ‘and industry may then exchange their
signs: art can become a reproduction machine (Andy Warhol) without ceasing to
be art, since the machine is now nothing but a sign. Production can also lose all
its social finality as its means of verification, and finally glorify [itself].”
Jean Baudrillard, Symbolic Exchange and Death
***
It may be proposed that these t-shirts are sold as art objects in order to
generate a tangible dimension and real help, and this way to achieve sociopolitical and aesthetic goals of art… This, however, is not my intention.
T-shirts are being sold separately, as art objects produced illegally by
minors. Each t-shirts comes with a serial number and a certificate of
authenticity signed by the artist.
Installation, TV screen, video ca. 12 minutes, wallpaper photo, t-shirts. 2012.
The slogans printed on t-shirts work as campaign logos.
T-SHIRT 1
T-SHIRT 3
ONLY GAMES CHANGE THE WORLD
DECISION OF ONE PARTICIPANT DOES NOT HAVE ANY MEANING
THE PERFORATE THE GREATEST DEFEAT INTO SUCCESS
Radicalism in realm of art may not always be
translatable into cultural standards.
Creating one’s own thing, pass one’s experience, one’s point of view
METAPHYSICAL BEAUTY OF CRISES
EX TERESA
An artist,not as narrator or history documentalist, but
as producer, a causative factor: an artist is around when
things only start shaping up, when decision are just being
made, and acts equally with other factors - agents of change.
RE-NEGOTIATION OF SOCIAL AGREEMENT
SINK OR SWIM
FOR PRACTICAL APPLICATIONS IGNORANCE IS INSIGNIFICANT
You can make social changes using art.
AN EXPERT OF WHAT APPEALS TO AN ORDINARY MORTAL
How to explain a situation or a problem to a dead hare
PROMOTION MAKES UP FOR SHORTCOMINGS
I would like the ideal worlds that are born in the artist’s
imagination to be able to come into existence in reality,
even if they were to be imperfect.
TO SATISFY THE NEEDS OF MODERN MASSES
Liberal attitude is directly related to moral attitude.
T-SHIRT 4
Acting in art is a map of escape
IS ECONOMY AND ART ASSOCIATED WITH HUMAN IMAGINATION?
T-SHIRT 2
There are no failures in political art, just imperfections
Suggestions of alternative social and political solutions
have to start appearing, whatever they are to be.
Our individual pleasure raise the level of society.
THE END OF REBELLION OF THE MASSES
PROHIBITION IS A GAME OF REPEATED ENTERTAINMENT
It’s important for every “branch” to have its own objectives and strategies.
If you create art with a political effect in the social space,
you neither contemplate nor celebrate your failures: on the contrary,
you have to handle the dysfunctions.
MASS CULTURE NEEDS CONTINUATION
THERE ARE NO FAILURES IN POLITICAL ART , JUST IMPERFECTIONS
Expanding consciousness and achieving social changes using artistic means.
REVOLUTION NEEDS CONSUMERS
A COMMON REPETITIVE ROUTINES IS NEEDED
IGNORANCE IS INSIGNIFICANT IN PRACTICAL USE
The strategy of implementing art into the social fabric.
Jardín de concentración
(2003-2013)
La cerca es un espacio térmico basado en un
intenso mecanismo de retroalimentación.
Estamos ante dos sistemas que trabajan
mutuamente y se alimentan entre sí.
El zoológico que está al otro lado se convierte en
algo más importante que los problemas de todos
los que fueron obligados a participar en él. ¿Será
que no constituimos a la parte observadora?
Tenemos garantizados el estatus de espectadores,
pero ignoramos si aún ejercemos el derecho de
reclamarnos cual dueños de nosotros mismos. Una
vez que los espectadores ya no son considerados
ciudadanos, se vuelven consumidores. Cuando
los consumidores se convierten en víctimas, ya
nadie parece preocuparse demasiado por ellos.
Los “narcocorridos” ignoran a las auténticas
víctimas porque es más importante convertirse
en alguien que es observado en lugar de alguien
que observa.
Un elemento importante aquí es la nostalgia
por los lugares vividos, donde gastó la
infancia, a partir de los cuales uno
ha crecido con una fuerte
identificación
con ciertos
personajes (en nombre de los niños y de los
adultos presentes en la audiencia). Ver los
“narcocorridos” figura entre las actividades
familiares favoritas. Ni siquiera el hecho de que
la audiencia familiar de los “narcocorridos”
se encuentre acomodada en un campo de
concentración es capaz de estropear su diversión.
Intento modificar el concepto mismo de
alambrada, cerca y frontera porque han dejado de
cumplir esa función. Una valla así o una frontera
difuminada tiene que recurrir al lenguaje de la
telenovela. El color del alambre del que está hecha
la valla anima a cruzarla. La percepción de la
realidad se ha ajustado a la de los “narcocorridos”.
Declararse de
uno o del otro
lado carece de sentido.
Cada parte fluctúa entre
sí. Está claro que es mejor
observar un holocausto a través
de una valla. Hay una sospecha que
bordea la certeza de que estamos atorados
en un punto que está siendo observado desde
la perspectiva adecuada... ¿Es posible que
hayamos traicionado a los “narcocorridos”?
Esto se vuelve una norma en una la cultura de
la ilegalidad.
Detrás de la cerca yace un letrero de neón. La
alambrada está hecha de alambre de neón.
Su altura equivale a un tercio de altura del
acceso principal a Palacio Nacional.
It is pointless to take sides here. Both sides fluctuate into each other. What is certain is that it is better to
watch a Holocaust through a fence. There is a suspicion bordering on certainty that we are stuck in a
place that is being watched from the right perspective. Maybe it is us who betrayed narcocorridos? This
becomes a norm in culture of illegality.
FENCE Concentration Garden
(2003-2013)
The Fence is a thermal space based on a strong feedback loop. What we are dealing with here are
two systems working together and feeding on each other.
The ZOO on the other side is more important than the problems of those who were forced
to participate in it. Perhaps we are not the observing party here? We are granted status of
“observers”, yet we do not know if we still maintain the right to self-ownership. Once the viewers
no longer are considered citizens, they become mere consumers; and when consumers become
victims, no one seems to care much about them. Narcocrridos ignore the genuine victims; what
is much more important is to become someone who is being watched rather than someone who
watches.
An important factor here is nostalgia for places where one once lived, spent one’s
childhood, has grown up as well as strong identification with the characters, on behalf
of both children and adults audiences. Watching narcocorridos is one of the favorite
family pastimes. Not even the fact that the family audience of narcocorridos sits inside
a luxury concentration camp can spoil their fun.
I’m trying to modify the very concept of a fence or a boundary, because as such they no longer
serve their former function. A fence or a fuzzy boundary like one we encounter here definitely
needs to utilize the language of a soap opera. The color of wire fence encourages trespassers to
cross it. The perception of reality has long been adjusted to that of narcocorridos.
Behind the fence a plain glass neon light is located. The fence is made of neon wire.
Its height reaches one-third of the height of entrance to the Palacio Nacional.
Chicagocorridos
October 15, 1994
Wojtek Ulrich
Born in Poland
Live and work in New York City
1987 M.F.A. Wroclaw, Academy of Fine Arts
1992 Düsseldorf Academy of Arts
[email protected]
www.wojtekulrich.com
Irving
Dominguez
curador / curator
La paradoja de lo inútil
Irving Domínguez
Ningún artista tiene simpatías éticas. Una simpatía ética
en un artista constituye un manierismo imperdonable en
su estilo.
Ningún artista es nunca morboso: El artista puede
expresarlo todo.
foto: Sergio Urbina, México
Oscar Wilde, Prefacio a Dorian Gray, 1891
Irving Domínguez (Ciudad de México, 1976)
Es curador e investigador independiente. Realizó estudios de fotografía en la Escuela Nacional Preparatoria (UNAM), el
Centro de la Imagen (CNCA) y la Escuela Nacional de Antropología e Historia (INAH). Sus estudios curatoriales los
realizó en el Centro de la Imagen, en el Seminario Estudios Teóricos y Culturales en la Práctica Curatorial de Teratoma,
A. C., y recientemente en el Seminario Pliegues. Relectura del arte contemporáneo en México conducido por Sol
Henaro para la Colección/Fundación JUMEX.
Fue miembro del equipo curatorial del Centro de la Imagen (2008 – 2009). Ha realizado labor curatorial y museográfica
para más de 10 instituciones culturales en México y el extranjero desde el 2005 hasta la fecha.
Textos suyos han sido publicados en la antología Desde aquí. Contexto e internacionalización bajo la edición de Gerardo
Mosquera (La Fábrica, Madrid, 2012); la memoria del proyecto curatorial Trolebús. 2004 - 2009 (Grupo Habita FONCA, 2012); el catálogo de la 2a Bienal de Arte Joven de Moscú (2012); y la memoria del Programa de Fotografía
Contemporánea 2011 - PFC’11 (CONARTE - Nuevo León, 2012). Actualmente realiza un proyecto editorial para la
Fototeca de Nuevo León (CONARTE) sobre el fondo Alberto Flores Varela.
Ha colaborado en los proyectos artísticos www.mapademexico.org (2010 - 2011) bajo la dirección de Rogelio López
Cuenca (España); O espaço entre nós e os outros (2011) exhibición retrospectiva del artista Lucas Bambozzi (Brasil); y
A sign on the road said: Take us to Madre! (2012) de Marco Schmitt (Alemania).
Ha impartido cursos teóricos sobre fotografía en Escuela Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Universidad
del Valle de México, el Centro Cultural España en Guatemala, Gimnasio de Arte y Cultura, Centro ADM y Taller
Multinacional. Desde el 2011 es parte del cuerpo de colaboradores del programa internacional SOMA Summer. Ese
mismo año se integró al Programa de Fotografía Contemporánea del Centro de las Artes de Nuevo León (CONARTE),
modalidad de enseñanza que también se implementó en 2013 en el Centro de las Artes del estado de Hidalgo.
Es miembro del consejo asesor de Centro ADM, colaborador de Taller Multinacional y curador asociado del programa
internacional R. A. T. - Residencias Artísticas por Intercambio, todas iniciativas artísticas independientes localizadas en
la Ciudad de México.
Estamos en el vientre de la ballena. Hacía siglos que
sabíamos de su encallamiento, pero el ingreso a las
cavidades fue reciente. Sus vísceras fueron retiradas, al
inicio, con avidez y desenfreno. Pero no eran de la bestia.
Correspondían en realidad a otros animales domésticos.
Santa Teresa, La Antigua, era una iglesia de monjas. Fue
lugar de oración, trabajo y descanso eterno. Al inicio
de la década de los ochenta fueron halladas trece fosas
con restos de religiosas, miembros de la orden de las
Carmelitas Descalzas, en la sección del Coro bajo.
Así lo confirmaron los que vinieron a poner orden
entre los despojos, continuaron la profanación, hicieron
diagramas, limpiaron delicadamente lo que aún quedaba
de los esqueletos, ordenaron la pedacería y entregaron los
restos a las inquisitivas miradas de los científicos (¿Cuál
descanso eterno?, un mero trámite). En efecto, en este
lugar hay un compás de muerte.
Es aquí donde se distribuirán un conjunto de propuestas
de artista, emplazamientos a los cuales podríamos
designar de un modo más coloquial “piezas de arte”. En
efecto, en varios de ellos serán reconocibles propiedades
escultóricas dispuestas a la auscultación de los visitantes.
La articulación de los materiales con los cuales serán
constituidos será verificada, en algunos casos, mediante
ejecuciones. Sin embargo, no deben esperarse puestas en
escena.
No se trata de responder a la música muerta de esta
arquitectura. Se busca, en la experiencia del tránsito,
marcar límites. Cortar de tajo la exhalación prolongada
de un régimen moribundo. En su propio espacio, bajo sus
propios términos: simbólicamente, mejor dicho, desde
el discurso. Para ello Wojtek Ulrich arriesga un pequeño
ejército de máquinas estéticas.
Es muy probable que los amantes de las tendencias hallen
frustración al saber que no hay elementos cibernéticos
involucrados en ellas. Pero la sencillez de su estructura
puede ser fulminante. Si ninguna imagen es inocente,
todo dispositivo estético resulta comprometedor, puede
increpar a los espectadores e incluso declararlos cómplices
de una operación en la cual jamás habían previsto
involucrarse.
Un momento, ¿sobre cuál régimen hablamos?:
¿Democracia?, es posible. Nos enteramos hace un par
de años de los nocivos juegos de especulación que
sustentaban al sistema económico internacional. Un
sofisticado juego de transferencias, venta y compra
de “cajas negras” mediante el cual se arrojaba la
responsabilidad del cobro final a los más desprevenidos.
El agotamiento de dichas operaciones ha tenido
consecuencias drásticas en varias naciones del orbe,
transformando la vida cotidiana en un auténtico campo
minado para el ejercicio de la ciudadanía.
El repentino y profundo empobrecimiento de los estados
democráticos occidentales como árbitros del interés
común, su incapacidad para resistir la ambición de las
élites empresariales, que han logrado doblegar a los
sistemas parlamentarios y la hegemonía de partidos, ha
desatado en un estado de emergencia donde convergen
la rabia, el resentimiento y el nacimiento de nuevos
frentes de acción ciudadana, pero también una profunda
desconfianza sobre la supervivencia de los modelos
heredados de las experiencias políticas modernas.
Pero si el propio capitalismo ha hecho lo suficiente
para tener a la diosa Democracia de rodillas, ¿hablamos
entonces de Religión?, o mejor dicho, ¿se trata de una
cuestión de Fe? Aquí no está. Hace años que ha escapado.
La respiración entrecortada de su carrera se escucha a
una distancia de poco más de medio siglo. Quizá eso es
todo lo que se necesita para encender estas máquinas
y observar su lento procedimiento de corte, golpeteo y
devastación.
Aunque ello solo acontecerá ante sus ojos, muy
probablemente el resto de su cuerpo le recuerde que
hace tiempo, sobre todo en este país, jugamos a ser
íntegros: caminar por las calles sin ser atropellados por
un conductor irresponsable o asaltados por un ladrón
mientras volvemos a casa; recorremos el territorio
siguiendo rutas precisas para evitar el encuentro con
alguna operación de traslado de mercancía ilegal, una
batalla entre policías y ladrones o un bloqueo realizado
por manifestantes como una desesperada llamada de
atención. El derecho al libre tránsito es ahora una bonita
historia del pasado.
Es probable también que en algún momento su cuerpo
extraño alguna de esas sustancias favoritas que utiliza
para resistir la realidad. La tensión volverá de nuevo y
nada podrá calmarla hasta el próximo encuentro con
ella (o ellas). Y en medio de la redención química qué
le importarán los civiles muertos, contados en miles,
acumulándose en los reportes de las comisarías. Qué
más la dará la intromisión de los intereses criminales en
la vida política, en la economía regional e incluso en la
elección definitiva sobre quién es el candidato correcto a
la hora de votar por la autoridad que lo representará en su
comunidad.
Ningún sacrificio resolverá el problema porque
enterramos a nuestros primeros dioses y a los impuestos
los hemos manipulado tanto que se parecen demasiado
a nosotros. Sean todos bienvenidos al incendio lento,
pero inaplazable, de nuestros viejos iconos. También las
representaciones deben expiar sus culpas.
Junio del 2013, Ciudad de México.
Irving Dominguez (Mexico City, 1976)
Mexico City based curator and visual arts independent
researcher. He had studied history of photography and
diverse methodologies to analyze image on Centro de
la Imagen (CONACULTA) and Escuela Nacional de
Antropología e Historia (INAH). He attended curatorial
workshops at Centro de la Imagen; and two seminars at
Teratoma, A. C. and the Colección/Fundación JUMEX.
Member of Centro de la Imagen’s curatorial team, 2008
– 2009. He has done curatorial and museographic work
for 10 cultural institutions on Mexico, Guatemala and
Colombia from 2005 onwards.
He contributed to the collective project www.
mapademexico.org, under the direction of spanish artist
Rogelio López Cuenca; on the retrospective show O
espaço entre nós e os outros (2011) by the media artist
Lucas Bambozzi (Brazil); and on the artist’s book A sign
on the road said: Take us to Madre! (2013) by Marco
Schmitt (Germany).
Twice (2009, 2011) had participated on the Conference
for art critics and researchers on photography organized
and supported by PhotoEspaña Festival (Spain).
Since 2011 is teacher of a contemporary photography
program, Programa de Fotografía Contemporánea, an
iniatiative from Nuevo Leon Arts Council (CONARTE)
that is replicated on other Mexican states as Hidalgo.
Is member of Taller Multinacional, www.
tallermultinacional.org, and Centro ADM, www.
centroadm.com, and Residencias Artísticas por
Intercambio – R.A.T., artists run spaces in Mexico City.
Recent essays by him had been included on the following
books: Desde aquí. Contexto e internacionalización, an
anthology by Gerardo Mosquera (La Fábrica, Madrid,
2012); The memoir of the curatorial project Trolebús.
2004 - 2009 (Grupo Habita - FONCA, 2012); The
catalogue for the 2nd Moscow Biennial for Young Art
(2012); and the book 7 projects about Mexico City by
Issac Torres, for publishing on 2013. Currently he is
preparing a book for Nuevo León state photograph
library (CONARTE) about a photographic collection by
Alberto Flores Varela.
The paradox of useless
Irving Domínguez
No artist has ethical sympathies. An ethical sympathy in
an artist is an unpardonable mannerism of style.
No artist is ever morbid. The artist can express
everything.
Oscar Wilde, The Preface, on Dorian Gray, 1891
We are in the belly of the whale. Centuries ago we know
about this stranding, but walked into their cavities just
recently. Its entrails were taken away, first with greediness
and lawlessness. Surprisingly these weren’t the entrails of
the beast. It belonged to other creatures. Santa Teresa, La
Antigua, it was a complex of church and a cloister for the
order of Barefoot Carmelites.
A place for worship, work and eternal peace, it revealed
very well the latter when at the beginning of the eighties
were discovered, on the lower Choir, 13 graves with
remains of nuns’ bodies. It was confirmed by those who
bring order among the spoils, continued desecration,
made diagrams, gently cleaned the incomplete skeletons,
arranged the puzzle and finally delivered to insatiable
gaze of scientists. (Which eternal peace? Pure formality)
Here, a death compass embraces us. Here, a set of
proposals by an artist will be distributed. Emplacements
that we can designate in a more conversational way:
“works of art”. In several of them will be recognizable
sculptural properties, open for the viewer’s auscultation.
Materials articulating could be verified by executions, in
some cases. Nevertheless, you shouldn’t expect for mise en
scène.
It’s not responding to this architecture’s dead music. We
want to set limits trough transit experience, cut of pit the
prolonged exhalation of a dying regime. In its own space,
on its own terms: symbolically, or to be more precise,
from discourse. Just for that reason Wojtek Ulrich will
risk a little army of aesthetic machines.
Lovers of trends in contemporary art will find frustration
when they realized there is no cybernetics involved
here. But the simple structure of these machines may be
fulminant. If there is no innocent image, there is always
an aesthetic device that is engaging. It can objurgate the
viewers; it can declare them accomplices of an operation
that they never expected to get involved.
Which regime I’m talking about? Democracy? It can be.
After the outbreak of 2008 global crisis, we learned about
the speculation games that support the international
economic system. A sophisticated game of transfers, sale
and purchase of black boxes that throws responsibility
of the ultimate collection to the weakest partner of this
crime (indeed, they didn’t know they were part of it).
Depletion of such operations has had drastic
consequences on several countries, transforming daily life
into a veritable minefield for the exercise of citizenship.
The sudden pauperization of democratic states in
Western world diminished its role as arbiters of common
interest. They cannot resist the urge from business elites,
those who have managed to break parliamentary systems
and the party hegemony. They have raised an state of
emergency, where converge the rage, the resentment,
and had boosted new citizen action fronts. They had also
raise a deep distrust from the legacy of modern political
experiences.
But if Capitalism on its own account has done enough
to make the goddess of Democracy kneel down, what
are we talking about? Religion? Or to be more precise,
is all about a matter of Faith? Well, is not here anymore.
It escaped years ago. You can hear the shortness of
breath while she’s running away. Fifty years has taken
to do so. Perhaps it’s all that we need to these machines
turn and watch its slow procedure of cut, pounding and
devastation.
This will happen before your eyes and your body. It will
remember (to us) when in this country we believe in
be the upright, walking in the streets without the risk
of being hitted by the car and its irresponsible driver,
without the fear of assaulted by a robber while we go
home. We travel the territory following precise routes,
trying to avoid some illegal transaction on the road; a
battle between cops and thieves or the blocking of a road
‘cause is the final alarm call for the demonstrators of a
fight we’re not interested to understand. The right to free
movement looks now as a nice story from the past.
Also your body will remember the lack of that certain
substance you need to actually resist this life. The tension
will conquer you until you find it. And when chemical
relief will be reached you will not mind about the dead
civilians, now counted on thousands, just breeding the
police files. You will not mind the interference by criminal
interests on current politics; or on regional economies or
even on the election of your local representative.
No sacrifice will solve the problem ‘cause we bury our
first gods and the imposed ones, we had distorted so
much now that they’re very similar to us. Welcome to the
slow fire of our old ikons, is urgent: Those representations
must atone for their sins too.
June 2013. On Mexico – Tenochtitlán, the immortal city.
The End of Art?
by Andrzej Jachimczyk
Art operates as an end in-itself (an sich) and as
an aim for-itself (für sich) through a dialectical
contradiction within art’s purpose – a struggle
between its moral utility, which is merely the
means to its essence and the purpose as art
reaches retrospectively for itself.
While discussing art as utility, Hegel points out
that each historical stage and mode of art relates
to some moral demands, which are a final means
in themselves, when “the aim of art is restricted to
its usefulness” but not in relation to the essential
vocation of art. The boundaries of entertainment,
education, sensation, etc., which are represented
throughout the history of different forms of art,
are valued in art and aesthetics today, just as they
were in Hegel’s time. However, these historical
and cultural realities, while transforming art as
a result of the continuous tension between the
moral utility of art and its true purpose (art foritself), are the ends in themselves and the means
to a true concept of art, contrary to the idea of art
in-itself. The concept of truth is imbedded within
the concept of beauty and the “art’s vocation
is to unveil the truth in the form of sensuous
artistic configuration,” Hegel claims comparing,
the problem of inquiry into the genuine real
by breaking through “pure appearance and
deception,” to which “we are accustomed to
ascribe values of actuality, reality and truth,” with
an idea of artistic beauty, to which he assigns a
higher (truer) value.
Bio:
Andrzej Jachimczyk (b. in Warsaw), based in New York since
1976, holds a Ph.D. from the European Graduate School in
Switzerland and teaches sociology at the University of North
Carolina at Pembroke. He is the author of a book, Reading Hegel
After Nietzsche, published by the Atropos Press in March 2013.
Hegel’s discussion of art and beauty originates
from the ontological perspective of the nature of
becoming: becoming spirit as a self-consciousness
of spirit. In other words, we are beings that
become spiritual and due to this, the purpose of
man is to freely and self-consciously understand
the world and himslf. This understanding is
expressed by natural science and traditional
philosophy as a process of establishing the truth.
However, in Hegelian speculative dialectics, it
is the contradictory interpenetration of art’s
beauty with logic’s truth, for “in the spiritual
nature of man duality and inner conflict burgeon,
and in their contradiction he is tossed about, for
in the pure thought […] man cannot hold out; he
needs also sensuous existence,” which is indeed
an attempt to access (contrary to traditional
understanding) genuine reality. Beauty then,
is not just a sensuous appearance that satisfies
our taste but “a specific way of expressing and
representing the truth, and therefore [beauty]
stands open throughout in every respect to
conceptual thinking,” for in order for beauty to fully
express human freedom, it must be necessarily
created by man (not nature) through art in a selfconscious and free artistic process.
Hegel argues that art and beauty can only be
attributed to human activity alone: “art as a product
of human activity refers to the placing of the work
of art in relation to the external phenomena of
nature.” However, art cannot be attributed to just
any individual person (any traditional artist) for it
is “a product of talent and genius.” He apparently
adhered to the idea of genius developed by Kant,
who attributed the production of fine or beautiful
arts (schöne Kunst) to the human capacity of
genius, by which “nature gives the rule to art” and
thus to the artist. Genius is a talent that cannot be
learned and it “cannot be described or indicated
scientifically how it brings about its products,” of
which even the artist himself does not know how his
own artistic ideas emerge. Hegel, however, rejects
the idea of the artist as a mindless vehicle for the
genius of nature, because “in nature this medium
is the unconscious, the sensuous, and the external,
which stands far below consciousness.” Instead, in
relation to man, “art [...] has its origin in the fact
that man is thinking consciousness, i.e. that man
draws out of himself and puts before himself what
he is and whatever else is.” Man, in other words,
has self-consciousness. Hegel’s idea of the artist’s
self-consciousness as an agent in the production
of art is contrary to the idea in Kant of an artist
who “does not know how he came by the idea
for” his art, as well as the idea in Nietzsche of “the
artist [who] has been released from his individual
will, and has become the medium for” his art. This
anthropocentric attitude in Hegel is justified by
his claim that man is a part of the Divine through
conscious, self-productive spirit, which is revealed
in art, for art and man belong simultaneously to
realm of the spirit. He diminishes nature, which
is “immediate and single,” while emphasizing
man, who “as spirit duplicates himself, in that he
is as things in nature are, but he is just as much
for himself; he sees himself, represents himself,
represents himself to himself, thinks, and only on
the strength of this active placing himself before
himself, is he spirit.” The artistic production of self
as the other, by means of the mind and spirituality
of an artist, has the potential for creating a true
depiction and self-representation of oneself.
Therefore, from this perspective, art’s truth has a
higher status than the only apparent, immediate
“truth” of nature.
Art impacts the sensuous sphere – “the work
of art, as being for apprehension by man’s
senses is drawn from the sensuous sphere” –
and that “the poorest mode of apprehension,
the least adequate to spirit, is purely sensuous
apprehension,” or sense perception and practical
desire. However, Hegel argues that the work of art
as a “sensuous object is not merely for sensuous
apprehension, […] it is essentially at the same
time for spiritual apprehension; the spirit is meant
to be affected by it.” The beauty of a work of art
should therefore affect two opposite domains
of perception simultaneously: the domain of
feelings and sensuality, and the domain of reason
and intelligence. However, in the process of
apprehending art, Hegel does not see these two
spheres of perception as separate but as acting in a
coexisting unity. Therefore the ideal apprehension
of art is a contradictory, processual union of the
sensual and rational artistic perceptions (Hegelian
plasticity, Plastizität), in which “art’s task is to
‘liberate’ the truth from an immediate reality that
is only perceived to be true.”
Plasticity than is inherent to a work of art in which
the sensuous aspect of the beautiful is fading
away or ceasing-to-be, while, at the same time, the
aspect of the truth as an ideal, rational thought is
coming-to-be. From the perspective of traditional
aesthetics and logic, these two opposite forces
(Ineinander) should not be interrelated to such a
degree. However, Hegel shows that the work of art is
(in) the middle between these two forces: as the truth
within artistic beauty (and vice versa – the artistic
beauty in the truth). This perspective provides us
with sufficient evidence to risk the claim that the
Hegelian middle is similar to the Nietzschean beyond:
they are both one and the same Jenseits, standing
outside the conventional dichotomy of ethics. Art
thus is the third, the sensuous-rational dyad, the
chiasmic unity of two opposites in the perpetual
strife between beauty and truth, simultaneously
ceasing and coming-to-be, endlessly.
¿La finalidad del arte?
Andrzej Jachimczyk
El arte opera como un fin en sí-mismo (an sich)
y como una meta para-sí-mismo (für sich) a
través de una contradicción dialéctica en el
mismo propósito del arte: la lucha entre su
utilidad moral, que es meramente el medio
para alcanzar su esencia, y su propósito al cual
llega el arte a posteriori.
Discutiendo la utilidad del arte, Hegel aclara
que cada modo y etapa histórica del arte se
relacionan con ciertas peticiones morales,
que son recursos definitivos en sí mismos,
cuando “el propósito del arte está restringido
a su utilidad” pero no en relación con la
vocación esencial del arte. Los límites del
entretenimiento, la educación, la sensación,
etcétera, representadas a través de la Historia
de diferentes maneras artísticas, son valorados
hoy en el mundo del arte y la estética como
lo fueron en la época de Hegel. Sin embargo,
estas realidades históricas y culturales, al
transformar el arte como resultado de la
tensión continua entre la utilidad moral del arte
y su verdadero propósito (el arte por y parasí-mismo), son términos en sí mismos y los
medios para alcanzar un verdadero concepto
del arte, contrario a la idea del arte en-símismo. El concepto de verdad está incrustado
dentro del propio concepto de belleza y la
“vocación del arte es descubrir la verdad en la
forma de configuraciones artísticas sensuales”,
Hegel afirma comparando: el problema de la
indagación hacia lo genuino real a través de la
transgresión de la “apariencia pura y el engaño
a la vista” a las que “estamos acostumbrados a
imputar valores de realidad y verdad” con una
idea de belleza artística, a la cual él asigna un
valor más alto (y más verdadero).
La discusión de Hegel sobre el arte y la belleza
se origina desde la perspectiva ontológica de la
naturaleza de la transformación, en un proceso
de volverse espíritu como auto-conciencia
del espíritu. En otras palabras, somos seres
que se vuelven espirituales, de manera que el
propósito del hombre es que pueda entender
al mundo y a sí mismo de una manera libre
y auto-consciente. Este acuerdo se expresa a
través de las ciencias naturales y de la filosofía
tradicional como un proceso de establecer
la verdad. Sin embargo, en la dialéctica
especulativa hegeliana, la interpenetración
contradictoria de la belleza del arte con la
verdad lógica “en la naturaleza espiritual de
la dualidad humana y su emergente conflicto
interno, en su contradicción sobre la que se
lanza, en el pensamiento puro, […] el hombre
no puede aguantar; necesita también de la
existencia sensual”, que de hecho es un intento
por acceder (contrario a la comprensión
tradicional) a la realidad genuina. La belleza
entonces, no es solamente una apariencia
sensual que satisface nuestro gusto sino “una
forma específica de expresar y de representar
la verdad, de tal manera que la [belleza]
permanece completamente abierta respecto
de todo lo que se refiera al pensamiento
conceptual” ya que para que la belleza pueda
expresar plenamente la libertad humana,
necesariamente debe ser creada por el hombre
(no por la naturaleza) a través del arte en un
proceso artístico auto-consciente y libre.
Hegel argumenta que el arte y la belleza
únicamente pueden ser consideradas
producto de la actividad humana: “el arte
como resultado de una actividad humana se
refiere a ubicar la obra de arte en relación a
la naturaleza como fenómeno externo.” El arte,
sin embargo, no puede ser atribuido a un solo
individuo (o a cualquier artista tradicional)
porque es “producto del talento y del genio.”
Él aparentemente se adhería a la idea de
genio desarrollada por Kant, quien atribuía la
producción de las Bellas Artes (schöne Kunst)
a la capacidad humana del genio, por el cual
la “naturaleza impone una pauta al arte” y
por lo tanto al artista. El genio es un talento
que no puede ser aprendido y que “no puede
ser descrito o demostrado científicamente
cómo produce sus resultados,” sobre lo
cual ni siquiera el propio artista sabe cómo
surgen sus ideas artísticas. No obstante, Hegel
rechaza la idea del artista como vehículo
sin sentido para el genio de la naturaleza,
porque “en la naturaleza este medio es el
inconsciente, lo sensual, lo externo, que se
ubica mucho más abajo de la conciencia.” En
cambio, en relación con hombre, “el arte [...]
tiene su origen en el hecho de que el hombre
es conciencia pensante, i. e., que el hombre sale
de sí mismo y se pone ante sí previo a lo que él
es y ante cualquier otra cosa.” El hombre, en
otras palabras, tiene consciencia de sí mismo.
La idea de Hegel del artista consciente de sí
mismo como agente en la producción del arte
es contraria a la idea de Kant del artista como
quien “no sabe de qué forma le surge una idea
para” el arte que produce, al igual que respecto
la idea de Nietzsche sobre el “artista [quien]
ha sido liberado de su voluntad individual, y
se ha vuelto un medio para” el arte que realiza.
Esta actitud antropocéntrica en Hegel se
justifica con su afirmación de que el hombre
es parte de lo Divino a través de un consciente
y auto-productivo espíritu que se revela en
el arte, ya que tanto el arte como el hombre
pertenecen simultáneamente a la dimensión
del espíritu. Él minimiza a la naturaleza, que
es “inmediata y singular,” mientras enfatiza
al hombre, quien “como espíritu se duplica a
sí mismo, en tanto a que él es como las cosas
en la naturaleza son, pero que él es tanto
para sí mismo; se contempla a sí mismo, se
representa a sí mismo y se representa para
sí mismo, piensa, y solo con la fuerza de ese
propio ubicarse activamente a sí mismo frente
a sí mismo, es espíritu.” La producción artística
del ser como Otro, por medio de la mente
y de la espiritualidad de un artista, tiene el
potencial de crear una verdadera descripción
y auto-representación de sí mismo. Desde esta
perspectiva, entonces, la verdad del arte tiene
un estatus mayor que la aparente e inmediata
“verdad” de la naturaleza.
El arte impacta la esfera de lo sensual – el
hecho de que “la obra de arte, destinada a la
aprehensión por los sentidos del hombre,
viene de la esfera de lo sensual” – y que “el
modo más pobre de aprehensión, el menos
adecuado para el espíritu, es puramente la
aprehensión sensual,” o la percepción de los
sentidos y el deseo practico. Sin embargo,
Hegel argumenta que la obra de arte como
“objeto sensual no existe meramente para la
aprehensión sensual, […] en esencia existe
también para ser aprehendido por el espíritu;
es intención del espíritu ser afectado por
él.” La belleza de una obra de arte debería
entonces afectar dos dominios opuestos al de
la percepción simultáneamente: el dominio de
los sentimientos y la sensualidad, y el dominio
de la razón y la inteligencia. Sin embargo, en
el proceso de aprehender el arte, Hegel no ve
estas dos esferas de la percepción como algo
separado sino como actuando en una unidad
coexistente. De tal manera que la aprehensión
ideal del arte es contradictoria, es un proceso
de unión de las percepciones artísticas de lo
sensual y lo racional (la plasticidad hegeliana
o Plastizität), en la que “la labor del arte es
‘liberar’ la verdad de una realidad inmediata
que solo puede ser percibida para ser
verdadera.”
La plasticidad inherente a una obra de arte en la
que el aspecto sensual de lo bello se desvanece
o deja de ser mientras que, al mismo tiempo, el
aspecto de la verdad como ideal, como proceso
racional, se manifiesta. Desde la perspectiva
de la estética y la lógica tradicionales, estas
dos fuerzas opuestas (Ineinander) no deberían
estar interrelacionadas a ese grado. Pero
Hegel demuestra que la obra de arte sucede en
el medio de estas dos fuerzas: como la verdad
dentro de la belleza artística (y viceversa – la
belleza artística en la verdad). Esta perspectiva
nos da la suficiente evidencia para arriesgar
la afirmación de que el medio Hegeliano es
similar al más allá de Nietzsche: ambos son uno
y el mismo Jenseits (más allá), permaneciendo
fuera de la dicotomía ética convencional. El
arte entonces es lo tercero, la pareja sensoracional, la unidad en el quiasma de dos
opuestos en la lucha perpetua entre la belleza
y la verdad, simultáneamente surgiendo y
desapareciendo, por siempre.
***
Bio:
Andrzej Jachimczyk (b. in Warsaw), residente de
Nueva York desde 1976, tiene un Ph.D. de la European
Graduate School en Suiza es profesor de sociología en
la Universidad de Carolina del Norte en Pembroke. Es
autor del libro Reading Hegel After Nietzsche, publicado
por Atropos Press in March 2013.
Traducción de Rodrigo González Rueda e Irving Domínguez, México, 2013.
El pusilánime
(Fragmento de novela)
Piotr Milewski
Piotr Milewski es periodista y escritor.
Durante más de 20 años fue corresponsal
de las principales agencias de comunicación
de Polonia. En la actualidad es corresponsal
para los Estados Unidos de Newsweek Polska
(edición polaca de Newsweek Magazine) y
de Radio Zet – una de las dos emisoras de
radio más importantes de Polonia. Es autor
de los libros: Punk (poemario, publicado por
Samizdat en 1984), A Year of the Dog (Un
año sin juicio, 2008), y de Sketching With My
Combat Boot (Bocetos con mi bota militar,
2009). Su más reciente novela, Gierkiller, de
la cual proviene este fragmento, está próxima
a publicarse.
(…)
¿Es decir que existe vida después de la muerte?, le
pregunté a Ojo, el gato.
Digamos que existe.
¿Pero de qué clase de vida se trata?
Es sólo una vida después de la vida.
Pregúntaselo a cualquiera y probablemente
responderá que es fantástico: La presencia de Dios es
constantemente palpable, y la Creación se muestra en
la interminable felicidad que baña a todas las criaturas
de un modo indefinido, cual manantial, para regresar
a su fuente desconocida e impenetrable…
Cierto, no hay que trabajar, no hay que fatigarse, la
comida es gratis, es decir espiritual, porque la comida
normal no la podrías digerir; no tienes estómago,
tampoco tienes hambre, ¡pero no sería genial
mordisquear algo sólo por el placer de probarlo!
Algunos no aguantan, se escapan por la noche,
vuelan hacia la tierra, vagan por las cocinas y miran
en los refrigeradores: jamón, tocino jugoso y un buen
lomo de cerdo, ¡qué rico! No comerán hasta el Final
de los Tiempos, cuando todos experimentemos la
resurrección carnal, pero es agradable contemplarlo
mientras tanto.
En el Paraíso no hay mucho que mirar. La luz eterna nos
cubre con su brillo y es tan poderoso que nadie puede
ver más allá de su fulgor, lo cual no tiene demasiada
importancia, todo aquí es absolutamente trascendente
y eso tampoco puedes verlo. Interesante, si bien los
destellos de la luz eterna se desplazan con mayor
rapidez en el espacio exterior es la oscuridad la que se
manifiesta primero antes de lograr alcanzar cualquier
cosa. La luz eterna no tiene competencia en el paraíso,
lo cual le parece suficiente en su propia opinión, ya que
su vastedad es en verdad inmensa. Tiene que ser así
para dar cabida a Dios, quien también es infinitamente
grande, aunque sea uno solo, así como al montón de
redimidos, miles de millones… uno entra en comunión
con Dios una vez cada dos mil años aproximadamente,
el resto del tiempo uno lo adora desde la distancia.
Por supuesto, los Fieles Difuntos prefieren hacerlo de
cerca, se entiende, es nuestra única diversión, así que
la muchedumbre se agolpa y siempre hay estrépito
cuando alguien quiere meterse en la fila:
“Usted no estaba aquí...” “¿Cómo que no?, he estado
todo el tiempo aquí, ¡sólo fui al baño un momento! ¿Y
qué más da si ya no tengo genitales?, ¡muchas pinches
gracias por recordármelo!, santificado sea tu nombre,
tú, idiota Cordero de Dios, me fui porque sí… ¿no se
puede?... ¿De verdad tienes que frotarlo ahora? ¡Ve a
tomar el sol en tu paz y gloria eterna! Y qué si no lo hago,
digamos que quiero orinar así como va, fuera de todo
hábito, ¿qué tiene de malo? Ojalá tuviera manos para
enseñarte a amar a tu prójimo como a ti mismo, lame
culos de Belén ¡tú hijo santo, tú!”.
Por ahí anda circulando una lista de espera, además de
la fila y la ley del más fuerte: los primeros en acceder
a la gracia son los mártires, después van los santos, los
Papas, los cardenales... Ya sabes, la democracia es idea de
impíos, ¡no se puede elegir a Dios mediante un proceso
democrático! Es así como se origino la jerarquía, ¿te
imaginas que un Papa estuviera sentado junto a Fulana
de Tal?, ¿de qué hablarían durante toda la Eternidad?
Digamos que haya aprendido algo pero la inteligencia
no se aprende, ¿sabes?, es una característica innata, el
mismísimo Santo Padre se volvería loco en tal compañía,
incluso el infierno sería mejor para él. Maldeciría
semejante premio, y como Él es infalible, tendría todo
el derecho en hacerlo, pero entonces toda la armonía
ancestral se derrumbaría. Benditos sean los dóciles y los
pobres de espíritu, cierto, pero tiene que haber un orden
y la mera exaltación del espíritu no lo es todo. Uno tiene
que saber cómo negociar con los querubines: apelando
a su consciencia.
Claro, aquí no hay monedas pero sí hay divina gracia
para intercambiar. Uno tiene el corazón generoso
y puede convidar un poco de ella, ¿no es así?, y
quizás si encuentras al querubín apropiado te dejará
bondadosamente avanzar un lugar en la fila. Es
complicado explicar esto de la gracia divina. Habría
que empezar por Adán y Eva, cuando Dios en verdad se
encabronó porque comieron la manzana y maldijo no
sólo a esos dos, también a toda su descendencia, hasta
el fin de los tiempos, estableciendo el Pecado Original.
Después se calmó un poco, pensó: “me he excedido un
poco, en realidad soy infinitamente misericordioso
pero al final me he portado peor que Hitler, porque
ese va a perseguir a ciertos grupos étnicos sólo por su
fenotipo. Yo, en cambio, he maldecido a toda la especie
humana para toda la Eternidad”. ¡Claro! Él es infalible, el
Todopoderoso, Él puede equivocarse cuando quiera, sus
errores no son errores, sino evidencia de su auténtica
infalibilidad. (Lo mismo aplica para el Papa, por cierto).
De todas formas, consideró que no tenía sentido castigar
por una manzana a la gente que nacería cuatro o cinco
mil años después de haberla comido, y la gracia divina fue
creada. Es una “oferta especial”, ¿no lo ves? Cuando nace
una niña, Dios le abre una cuenta de ahorros: cada una
de sus oraciones, las buenas acciones, la mortificación,
la disciplina del cuerpo, se pueden depositar ahí. Si uno
es frugal tendrá de sobra para comprar una vivienda
en el Paraíso, y “lana” espiritual de sobra. Los salvajes
realmente ni siquiera saben que tienen que bautizarse
para obtener la gracia divina, pero Dios no tiene la culpa
de que los hombres se hayan dispersado por todo el
mundo, en vez de quedarse quietos en la cuenca del Mar
Mediterráneo, donde sucede la Biblia.
Pero ese hecho es la inspiración de la vocación misionera
en los curas, pues no les comprará ni jets ni landrovers
para que viajen hasta donde viven todos esos salvajes.
La verdad es que tampoco ellos mismos podrían
comprarlos. Todo eso cuesta: Las doraduras, los cuadros,
los cálices, las custodias, las parroquias, y podría seguir.
Es más rentable invertir en un mercado de bajo riesgo. Y
a todo esto, ¿quién podría negarnos que estos salvaje no
podrían hallar eventualmente su camino al Señor? ¡Ahhh!,
la humanidad ha perdido los huevos por completo. Ya
nada es como en los viejos tiempos, cuando podías
rostizar en la hoguera a cualquiera del modo apropiado
y con cierta regularidad. Ahora están por todas partes
esos maricas de la ONU, los tribunales internacionales y
los defensores de los derechos humanos. Ni un pigmeo
o algún judío puede ser colocado en la hoguera, ¡ya ni
pensar en un blanco, por los clavos de Cristo!, porque
en seguida todos se escandalizarían, y esa perorata
de la violación a los derechos humanos, bla-bla-bla.
¡Pero si es la salvación de un alma inmortal la que está
en el fuego mismo! Por supuesto todos esos activistas
humanitarios y libre pensadores irán al infierno para
toda la Eternidad, pero antes de que eso ocurra harán
mucho daño y complicarán a nuestro buen Dios con sus
estupideces – ¡maldita sea!, es imposible que uno no le
parta el corazón. ¿Cuál fila? Pues en ésta.. Claro está que
Dios sabe bien lo que está pasando, porque él lo sabe
todo, sabe de esta “mordida”, pero no dice nada, Él nunca
dice nada... sólo se regocija en su paz ecuánime y eterna
cuando las almas de los difuntos anhelan presenciarlo,
porque en vida no lo anhelaban tanto. Cada domingo a
misa, una confesión al mes a la y eso era todo. ¿Cuántas
veces puedes repetirlo, una y otra vez?: “el Señor esté
con ustedes”... y “¡por mi culpa, por mi culpa, por mi
gran culpa!” sobre todo durante la cruda de la noche
del sábado, con dolor de cabeza…. Cualquiera prefería
entrar en comunión con las muchachas que con el
Creador, ¿o no?, pero cuando ya no hay nadie con quien
comulgar, uno empieza a comprender que durante toda
su vida hacía lo que no le gustaba, para después de morir
hacerlo ahora y para siempre, Amén.
¿Lo he desanimado? No voy a ocultar que esa fue mi
intención desde un principio. Entonces: ¡a trabajar!,
respira: inhala, exhala respira, hazlo como lo hace
siempre, con todo los pulmones... ¡Uno, dos, uno, dos!,
¡adentro, afuera! ¡Muy bien! Otra vez.
Mi visión se aclara y puedo darme cuenta que es mi
abuela Ika quien se inclinaba sobre mí, y no el gato. Otro
fallido intento de suicidio.
(…)
Gierkiller
(excerpt of a novel)
By Piotr Milewski
- So, you say there is an afterlife? – I asked Oczko the
Cat.
- Let’s just say there is. But what kind of life is it? It’s
just an afterlife. Everyone you ask seems to be saying
it’s cool: the presence of God is constantly palpable,
and all creation revels in the everlasting happiness
that rains down indefinitely like life-giving water,
and then it flows back to its impenetrable,
unknowable source… True, there’s no need to work
or struggle, food’s free – food for the soul, that is:
one can’t digest any real food without a stomach.
It’s a fact. The absence of a stomach also means the
absence of hunger, but wouldn’t it be nice to snack
on something just for the taste of it! Some here just
can’t take it: they sneak out at night and go back to
earth, and they wander into their kitchens and peek
into their fridges – oh, there’s nice ham there, and
plump, juicy bacon, and a good pork loin, yum... And
even if they can’t eat anything until the end of times,
when we all experience the actual carnal
resurrection, it’s just nice to look at all this stuff.
Meanwhile, there isn’t much to look at in heaven.
The perpetual light is constantly shining upon us,
and it’s so bright one can’t see a thing beyond its
luster, which does not matter anyway, since
everything here is utterly transcendent, so it can’t
be seen. And what’s interesting, despite the fact that
the perpetual light sparkles so much faster in outer
space, is that whenever it reaches something, it
turns out that the darkness has gotten there first.
Paradise seems to be the only place where the
perpetual light reins superior, which seems to be
enough in its own opinion, since paradise is vast—
extremely immense. It has to be big enough to fit not
only God who is infinitely huge, but also myriads of
the saved, billions of them… So one gets to commune
with God only once every couple thousand years or
so, and at other times one only adores Him from
afar. Sure enough, everyone among the faithfully
departed would prefer to do it from up close. It is,
after all, our only entertainment. And therefore the
yearning masses push hard every which way to get
closer, and there’s constantly a racket about
someone cutting in line. What do you mean, I’m
cutting in line? I am not! I was here all along, I just
run out for a second to take a quick leak! Well, you
damn right I have nothing to take a leak with: thank
you so very fucking much for reminding me, and
hallowed be thy name, you dumbass holy lamb of
God! Whatever! Do you really have to rub it in now?
Go bask in your eternal peace and glory! So what if I
don’t? Let’s say I went to take a leak just like that,
out of habit – what the hell is wrong with that? Eh, if
I only had a pair of real hands, I’d teach you how to
love thy neighbor like you love thyself, you lame ass
of Bethlehem, you son of a saint, you! There’s a
waiting list circulating here, and a queue, and a
pecking order: the martyrs are the first ones to
achieve God’s grace, then the saints, and the popes,
then the cardinals – that is how it goes: democracy
is a fantasy of the godless, one can’t simply appoint
a God in a democratic election! This is how the entire
hierarchy originated; it’s unthinkable for a pope to
share the roof with the old Jones lady: what on earth
would they talk about for all of eternity? Let’s say
she would acquire some smarts; but smarts are not
something one can acquire, you see. You just have
to be born with them! And the Holy Father would
for sure totally go nuts in such company, I guess he’d
prefer to go straight to hell instead. He’d curse such
a lame reward, and since he’s infallible, he’d
obviously be right to do so; and then, the whole preestablished harmony thing would just come undone.
Blessed are the meek, and blessed are the poor in
spirit – true enough, but then again, things have to
be kept in check in here, and sometimes pure
exaltation in spirit is just not good enough: one has
to know how to deal with cherubs by evoking their
conscience. Sure, there’s no cash to change hands
here, but there’s the saving grace that can be traded.
One can spare a bit of it just out of goodness of one’s
heart, right? And then, perhaps, a properly
compensated cherub would be kind enough to let
one get in ahead of the line. It is really hard to explain
what this grace thing is all about. One would have to
start with Adam and Eve, and with this one time
when God got really, really pissed about their eating
the apple and He cursed not only these two, but
their offspring to come, until the end of days, and so
he established the original sin, and then he came to
his senses and thought: Well, I took it a bit too far – I
was, after all, supposed to be all-merciful – and now,
lo and behold, I am acting out even so much worse
than Hitler. Hitler, after all, was about to persecute
only some ethnic groups on basis of their origin --
me, meanwhile, I have cursed the entire species for
all of eternity. Damn right He’s infallible – but He’s
also almighty, and that is why He only can be wrong
if He wants to, and His mistakes are not really
mistakes, but a living proof of His very infallibility.
The same, by the way, goes for the Pope. Anyway, He
figured, for a single apple, it would be just a bit too
much to punish everyone, including all these people
who were yet to be born, four or five thousand years
after that very apple’s been consumed, and so grace
was invented. It’s like a special offer, see? When a
baby is born, God opens a savings account for her,
and all prayers and good deeds and acts of corporal
as well as spiritual mortification can be deposited
there, so if one is frugal, one can not only buy one’s
way into some paradisiac real estate but also has
more than enough of this spiritual dough left to
spend. The savages do not really know that they are
supposed to get baptized first in order to receive
grace—but God simply cannot be blamed for the
fact that people wander all around the place, instead
of just sticking close to the Mediterranean, where
the Holy History takes place. Besides, it was He who
inspired priests to go on a mission, but He cannot
possibly buy them all private jets and jeeps so they
can get to where all the savages live; and these
priests wouldn’t buy them themselves, either.
Everything costs money—this gilded stuff, and all
the paintings, chalices, monstrances, rectories, and
so on. It would be much more reasonable to invest
in a secure market, that minimizes the risk. Besides,
who can even tell if these savages out there will find
their way to the good Lord eventually anyway?
Humanity lost its collective balls for good. It’s not
like good old days, when you could burn anyone at
the stake in a regular, godly and decent manner.
Today there’s all these meddlesome UNs and
international
tribunals
and
peacekeepers
everywhere. Nowadays not even a little Pygmy or
Jew can be justly and properly set on fire, not to
mention a white person, for crying out loud! Oh,
there’d be a riot, and all this talk about human rights
violations, and yadda-yadda-yadda. Meanwhile, it is
the very salvation of an immortal soul that is at stake
here! All these do-gooders and human rights fighters
will, quite obviously, be thrown down to hell for the
rest of eternity, but before this happens, they will do
so much damage, and trouble our good Lord with
their nonsense so deeply that—damn it, it’s hard to
even look at it without crying! Which line? This one,
over here… Sure thing, God knows very well what is
going on. He sees right through this racket, for He is
all-knowing -- but He says nothing. He never says
anything; He just rejoices in His eternal and unruffled
peace when He sees how the souls of the dearly
departed long now for their communion with Him.
There was not much longing for it among them
before, when they were alive. They’d just go to
church on Sundays and do their monthly confession,
and that was it. How many times can one do it over
and over and over again, this “Lord be with you”
thing, and that mea culpa, mea culpa, mea maxima
culpa thing, especially when one is hung over after
Saturday night fun and struggling with a headache?
One would rather commune with the ladies than
with one’s Maker, no? But when there’s no one to
commune with, we get to realize that one’s entire
life was practically wasted on doing things one did
not want to do, and now one has to continue doing
them, now and forever, amen. You’re telling me I’ve
discouraged you? Fine, that was my plan from the
get-go, there’s no denying that. Come on now, get
right to it! Breathe in, breathe out! Breathe properly,
use your lungs… Aaaand one, aaaand two – in, out,
in, out! Good! Well done. Again.
My vision cleared and I finally realized that it was
Grandma Ika, not the cat, leaning over me. Yet
another unsuccessful attempt at suicide.
Piotr Milewski is a journalist and a writer.
For more than 20 years, he has been working as a foreign
correspondent for many leading Polish media organizations.
He is currently an U.S. correspondent for the Polish edition of
the Newsweek Magazine and for Radio Zet, one of two largest
radio networks in Poland. Milewski published three books:
Punk – a collection of poems, published in samizdat, 1984;
a novel Rok nie wyrok (A Year of the Dog, 2008); and Szkice
glanem (Sketching With My Combat Boot, 2009). His most
recent novel, Gierkotłuk (Gierkiller) will be published soon.
Drugie dno
Projekt w Nave Principial zakładał usunięcie kamiennej posadzki, wykopanie
w pochyło opadającej podłodze prostokąta o wymiarach 7 m x 25 m i
odsłonięcie powierzchni znajdującej się na równym poziomie w stosunku
do obecnej podłogi.
Ponieważ okazało się to niemożliwe, ustawiłem na podłodze platformę z
płyty betonowej o podobnych wymiarach, która opiera się z jednej strony
bezpośrednio na podłożu, a z drugiej -- na podnośnikach samochodowych,
utrzymujących ją w poziomie. Przestrzeń została zaplanowana tak,
by uwzględnić przechył i uzyskać w Nave Principial równy poziom.
Modernistyczna płyta została wyrwana z kontekstu i podniesiona do rangi
całości. Promień lasera wyznacza idealny poziom, stanowiący punkt
odniesienia.
Blok betonowy wyznacza powierzchnię, z poziomu której próbowałem
jeszcze raz dokopać się do “dna pierwotnego”. Prostokątne wycięcie
wykopu jest otwarte z jednej strony i dochodzi do krawędzi, wyznaczonej
bezpośrednio przez podłogę. Od tej strony sygnalizuję schodzenie poniżej
poziomu platformy docierając do obecnej podłogi w Nave Principial, na
której ustawiłem płytę.
Wykop, odsłaniający powierzchnię platformy, nie jest gestem archeologicznym
ani próbą dokopania się do “właściwego poziomu”. To raczej wehikuł nowej
relacji… nowoczesny zabytek. Nie chciałem, by miejsce z bogatą historią,
jakim jest ex Teresa, narzucało kontekst w jakikolwiek sposób. Element
“modernistyczny” jest pozbawiony znaczenia czy dekoracji, oderwany od
historii i użytkownika, zadowolony ze swej przemysłowej sterylności.
Sprawdzam, co się stanie, gdy nieodpowiednie elementy znajdą się w
nieodpowiednim miejscu. Element pozbawiony kontekstu przyczynowego
nie wnosi żadnego znaczenia; wywołuje jedynie wrażenie niepewności,
dezintegracji, świadczącej o wyczerpaniu; jest projektem stworzonym z
braku, z czegoś, czego nie ma. Materialna fikcja, gadżet, między którego
wnętrzem a zewnętrzem nie ma łączności.
PIES / DOG
Pokazany tu „obiekt” to próba oddzielenia religii od jej ekonomicznej
użyteczności. Stawką jest nie tyle dostarczenie dowodów za albo przeciw,
co raczej ukazanie absurdalnych figur podmiotu.
Przyznanie człowiekowi statusu ofiary sprowadza go do jego zwierzęcej
substancji. Jako ofiara nie jest czymś lepszym niż zwierzę. Ofiara staje
się zwierzęciem. Barbarzyństwo tej sytuacji polega na ujmowaniu jej w
kategoriach „praw człowieka”, podczas gdy naprawdę chodzi tu o polityczną
i ekonomiczną praktykę.
PIES opiera się nie tożsamości ofiary, lecz na tożsamości fałszywego
podmiotu, którym jest tutaj świnia. Gdy czytamy DOG od tyłu, otrzymujemy
GOD.
PIES w różnych mitologiach i religiach występuje jako posłaniec, ale zamiast
psa widzimy świnię. W języku polskim istnieje idiom na określenie sytuacji,
w której ktoś próbuje nas oszukać i skompromitować: mówi się wtedy, że
ktoś „podłożył świnię”. Użyłem tego określenia dosłownie. Istotne było, aby
przeprowadzić test w środowisku naturalnym, które jest bezstronne i nie
zna poczucia winy.
Projekcja PSA odbywa się na ekranie, który jest zrobiony z takiego samego
materiału jak ten, na którym Juanowi Diego ukazało się odbicie Matki
Boskiej z Gwadelupy.
*
„Oszustwo z związku z kradzieżą polega tu na ukryciu faktu, że ostatecznie
nie ma co kraść. W ten sposób zakrywa się konstytutywny brak Innego,
tzn. podtrzymuje się złudzenie, że Inny miał to, co mu ukradziono. Jeśli w
miłości daje się, czego się nie ma, w przestępstwie z miłości kradnie się
ukochanemu Innemu coś, czego ów Inny nie ma...”
Sławoj Żiżek, „O wierze”, Warszawa 2008, s. 37., przełożył Bogdan Baran
Pralnia
Instalacja, ok. 5m W x 7m D x 4m H
Wolnostojąca struktura złożona z trzech ścian, trzyczęściowego sufitu i
podłogi; większość elementów pokrywa blacha. W strukturę wbudowany
jest zamknięty system irygacyjny, złożony ze zbiornika w bazie instalacji
i pompy wodnej. Trzy z umieszczonych pomieszczeniu pięciu pralek
automatycznych ma uszkodzony programator; reszta prawdopodobnie nie
nadaje się do użycia. Pralnia częściowo wykorzystuje elementy z projektu
Red Rain (2000), nie jest jednak jego przedłużeniem ani kontynuacją.
Emigranci i towar wlewają się przez południową granicę. Potem ich sytuacja
pogarsza się, szczególnie w wypadku kobiet. Wszystko musi przejść przez
„pralnię”, żeby móc dotrzeć dalej, do północnej granicy.
Pralnia jako strategia przetrwania – płyniesz albo giniesz (sink or swim)
We wnętrzu dawnej kaplicy Capilla de Las Animas, stanowiącej część ex
Teresy, nieprzerwanie pada deszcz, co sprawia, że ktokolwiek próbuje
zrobić tam pranie, musi przemoknąć jeszcze bardziej albo wręcz popłynąć.
Jeśli jednak pranie w strugach deszczu uda się choć trochę, może stać
się hiperrealistycznym wymiarem dyskursu społecznego. Pralki, w których
popsuł się programator, nie czynią pralni miejscem umożliwiającym
negocjacje.
W pierwszej wersji przez cały czas trwania wystawy pralnia miała być
miejscem zamieszkałym przez węża wodnego.
Na otwarcie wynajęto za drobną opłatą kilka „pań” z pobliskiego sąsiedztwa.
Przed wejściem do Capilla de Las Animas na czas trwania wystawy
umieszczono informację, w jakich godzinach można za darmo korzystać ze
znajdujących się tam pralek.
Centrum Sztuki Współczesnej Ex Teresa bezpośrednio sąsiaduje z Palacio
Nacional, siedzibą prezydenta. W tym kontekście Palacio Nacional
funkcjonuje jako filia pralni w Ex Teresie, podobnie jak znajdująca się po
przeciwnej stronie budynku galerii piramida (czy raczej jej pozostałości).
Ex Teresa powstało jako nowa instytucja na gruzach piramidy, na szczycie
której znajdowało się sanktuarium deszczu; teraz we wnętrzu Ex Teresa,
stojącej jako budowla i instytucja na skraju upadku, zaczyna padać deszcz.
Wszystkie trzy budynki: ex Teresa z pralnią, pałac prezydencki i ruiny
piramidy – są integralną częścią projektu, funkcjonują jako jedna przestrzeń,
należąca do tego samego czasu. Ich kontekst historyczny i estetyczny nie
odgrywa żadnej roli.
Deszcz, pełniący tradycyjnie funkcję oczyszczającą, został tu wykorzystany
jako zjawisko akustyczne. Aby polepszyć akustykę pralni, większość
umieszczonych w niej elementów pokryto blachą, która ma potęgować
monotonny i jednostajny dźwięk uderzających w nią kropel i nadawać mu
odpowiednią częstotliwość.
Sweatshop
Nieletni szyjący koszulki, Indie.
Video, ok. 12 minut. 2012.
Nie jest to próba dyskusji na temat możliwości dokonania zmian ani
wciągnięcia sztuki w dyskurs polityczny czy też polityczno-społecznoetyczno-estetyczny. Nie jest to też usiłowanie oceny czy dialogu za albo
przeciw. Takie podejście nie prowadziłoby do osiągniecia jakiegokolwiek
rezultatu w walce z obserwowanym tu zjawiskiem ani nie stanowiłoby
żadnego konstruktywnego przykładu.
Zlecenie nieletnim szycia koszulek jest próbą połączenia teorii z praktyką
na innych zasadach.
Można uznać, że wszyscy, którzy są skazani na nielegalne szycie koszulek,
są sami sobie winni.
Czynniki regulujące szycie są wirtualne, ale to dzięki niewolniczej pracy
nieletnich władza aktywizuje się, czerpiąc z tego pieniądze i w imię
zwalczania procederu chroni go i zachowuje status quo.
To ofiara aktualizuje siłę, która staje się dla niej oprawcą. „Aby coś mogło
się zmienić, wszystko musi zostać po staremu”.
W tym przypadku oprawca, czyli władza, potrafi nadać skuteczność swej
fikcyjnej podobiźnie – natomiast sztuka, podejmująca ten problem, jest
nieskuteczna i fikcyjna w swej rzeczywistości.
Mimo, że wszystko tu objęte jest tajemnicą pod groźbą kary, w tym
procederze nie ma cienia prywatności, wszystko jest jawne i oficjalne.
Wszystko, co odbywa się poza prawem, dodaje sytuacji posmak przygody,
poczucie niezależności, które pozornie czyni ludzi wolnymi – a wiara w tę
pozorną wolność pozwala im wylegiwać się na mieliźnie własnej hipokryzji.
Kwestia, czy potrafią oni sięgnąć po to, co prawdziwe, niezależne i wolne,
pozostaje otwarta.
*
„Produkcja, która także uległa dziś estetycznemu podwojeniu, wchodzi
w fazę, w której wyzbywając się wszelkiej treści i celowości, staje się w
pewnym sensie abstrakcyjna i niefiguratywna. Wyraża w ten sposób czysta
formę produkcji, na wzór sztuki zyskuje celowość pozbawioną celu. Sztuka i
przemysł mogą odtąd wymieniać się miedzy sobą znaki: sztuka może stać się
maszyną reprodukcji, nie przestając być sztuką, gdyż maszyna nie jest dziś
niczym innym niż znakiem. A produkcja może zatracić wszelką społeczną
celowość, by wreszcie potwierdzać i gloryfikować samą siebie....” – Jean
Baudrillard, Wymiana symboliczna i śmierć
*
Propozycja sprzedaży koszulek jako dzieł sztuki (-artu), która przynosi
konkretny wymiar i pomoc, a w ten sposób może spełniać założenia sztuki
społeczno-politycznej i estetycznej... Nie jest to jednak moim celem.
Koszulki są wystawione na sprzedaż pojedynczo, jako obiekty sztuki,
wyprodukowane nielegalnie przez nieletnich. Każda koszulka posiada
certyfikat i numer potwierdzający autentyczność z sygnaturą.
Hasła na koszulkach mają charakter loga akcji.
Płot / Ogród koncentracyjny / NARCOCORRIDOS
(2003-2013)
Przestrzeń termiczna, w której powstaje silne sprzężenie zwrotne. Mamy
do czynienia z wypadkiem, gdy dwa systemy współpracują i wzajemnie się
zasilają.
ZOO po drugiej stronie staje się ważniejsze niż problemy wszystkich, którzy
zostali zmuszeni do uczestniczenia w nim. Może nie jesteśmy po stronie
obserwującego? Mamy status “oglądającego”, nie wiemy, czy jeszcze
mamy prawo do posiadania samych siebie. Po stronie oglądających nie ma
już obywateli, są tylko konsumenci; gdy konsumenci stają się ofiarami, nikt
się tym za bardzo nie przejmuje. Narcocorridos ignorują autentyczne ofiary;
ważniejsze jest, żeby z oglądającego stać się oglądanym.
Nostalgia za miejscami, w których się żyło, spędzało dzieciństwo, dorastało,
silna identyfikacja dzieci i dorosłych z bohaterami. Oglądanie narcocorridos
jest jednym z ulubionych zajęć rodzinnych. Nawet fakt, że oglądający w
rodzinnym gronie narcocorridos siedzą po stronie ogrodu koncentracyjnego
nie jest w stanie popsuć im zabawy.
Staram się zmodyfikować samo pojęcie płotu, ogrodzenia czy też granicy,
ponieważ jako takie przestały one spełniać dotychczasową funkcje. Taki płot
czy rozmyta granica zdecydowanie musi przemawiać językiem telenoweli.
Kolor drutu, z którego wykonano płot, zachęca, by go przekroczyć. Percepcja
realiów już dawno została dostosowana do narcocorridos.
Deklarowanie się po którejś ze stron nie ma sensu. Obie strony się przenikają.
Pewne jest, że lepiej oglądać holocaust przez plot. Istnieje podejrzenie
graniczące z pewnością, że to my tkwimy w miejscu, które jest oglądane
z właściwej strony. Może to my zdradzamy narcocorridos? Jest to norma
kultury nielegalności.
Za płotem leży zwykły szklany neon. Plot wykonany jest z drutu neonowego.
Płot sięga do 1/3 wysokości wejścia do Palacio Nacional.
GIERKOTŁUK
(fragment powieści)
Piotr Milewski
– Znaczy istnieje życie po życiu? – spytałem kota Oczko.
– Powiedzmy, że istnieje. Tylko co to za życie? Takie po życiu. Niby
wszyscy mówią, że fajne, cały czas obcowanie z Bogiem, szczęście
tryska na wszystkie istoty, rozlewa się w nieskończoność, a
potem wraca do źródła, którego nikt nie zgłębi, pracować nie
trzeba, męczyć się nie trzeba, żarcie za darmo, znaczy duchowe,
bo normalnego nie strawisz, nie ma żołądka, głodu wprawdzie
też nie ma, ale coś by się wrzuciło na ruszt dla smaku, niektórzy
nie wyrabiają, wymykają się w nocy, lecą na Ziemię, łażą po
kuchni, zaglądają do lodówki, szynka, schabik, karkóweczka, zjeść
nie zjedzą póki nie zmartwychwstaną ciałem, to chociaż sobie
popatrzą. W niebie nie za bardzo jest na co patrzeć, sama światłość
wiekuista, taka jasna, że nic innego nie widać, zresztą wszystko
niematerialne, więc i tak byś nie zobaczył, co ciekawe światłość
jest najszybsza w kosmosie, tymczasem jak gdzieś doleci, okazuje
się, że ciemność była pierwsza, właściwie tylko w raju światłość
nie ma konkurencji, ale jej starcza, bo raj nieskończenie duży, musi
pomieścić Boga, a on też nieskończenie duży, chociaż jest osobą, no
i pełno zbawionych, miliardy, więc obcujesz raz na parę tysięcy lat,
normalnie czcisz z daleka, każdy chciałby z bliska, jedyna rozrywka,
więc dzikie tłumy się pchają, pan tu nie stał... Jak nie stałem,
kiedy stałem, tylko do kibla poszłem... I co, że nie mam narządu,
wiem, że nie mam, nie musisz mi przypominać, baranku boży w
miłosierdzie błogosławiony, tak se poszłem, z przyzwyczajenia,
nie wolno? Żebym łapy miał, bym cię nauczył kochać bliźniego
swego jak siebie samego, osiołku betlejemski, Maria Magdalena
twoja mać... Listy kolejkowe, zapisy, dyżury, pierwsi dostępują
łaski męczennicy, potem święci, papieże, kardynałowie, wiesz
jak jest, demokracja to wymysł bezbożników, przecież nie można
demokratycznie wybrać Boga, a z tego idzie cała hierarchia,
wyobrażasz sobie, żeby papież mieszkał w jednej kwaterze ze
Starą Bejową, o czym by gadali przez wieczność, niby mogłaby się
poduczyć, czasu dużo, ale inteligencji się nie poduczysz, to cecha
wrodzona, zwariowałby ojciec święty, już piekło dla niego lepsze,
przekląłby taką nagrodę, a ponieważ jest nieomylny miałby rację
i cała harmonia przedustawna by się zawaliła, błogosławieni
cisi, ale porządek musi być, ubodzy duchem wywyższeni będą,
niestety samo wywyższenie to nie wszystko, trzeba mieć układy z
cherubami, znaczy przemówić im do sumienia... Jasne, że kasy nie
ma, ale jest łaska uświęcająca, więc można z dobroci serca trochę
odstąpić, co nie, a cherub może z dobroci serca wpuścić bez kolejki...
Co to ta łaska trudno wytłumaczyć, trzeba by zacząć od Adama i
Ewy, jak Bóg się wkurzył, że zjedli jabłko, przeklął nie tylko ich, ale
też całe ich potomstwo do końca świata, znaczy ustanowił grzech
pierworodny, potem trochę ochłonął, myśli jednak przegiąłem,
jestem nieskończenie miłosierny, a w sumie pograłem gorzej niż
Hitler, bo ten tylko niektóre grupy etniczne będzie prześladował
za pochodzenie, a ja cały gatunek, w dodatku na zawsze... Pewnie,
że jest nieomylny, ale może się mylić, bo jest wszechmogący
więc wszystko może, dlatego jego omyłki nie są omyłkami, tylko
przejawem nieomylności, tak samo jak z papieżem... W każdym
razie uznał, że bez sensu karać za jedno jabłko ludzi, którzy
urodzą się cztery czy pięć tysięcy lat po jego zjedzeniu, i powstała
łaska uświęcająca... No konkretnie to jest taka jakby oferta, jeśli
rodzice dadzą dziecko do chrztu, Bóg mu zakłada książeczką
mieszkaniową, na którą można wpłacać modlitwy, dobre uczynki,
umartwienia, jak ktoś jest oszczędny, zostaje mu więcej niż
potrzeba żeby kupić kwaterę i może potem wydawać... Murzyni
faktycznie nie wiedzą, że się muszą ochrzcić i nie dostają łaski
uświęcającej, ale to nie wina Boga, że się ludzie rozleźli po całym
świecie zamiast siedzieć w basenie Morza Śródziemnego, gdzie
się dzieje Biblia, poza tym natchnął księży powołaniem misyjnym,
przecież nie kupi im odrzutowców i landroverów, żeby dojechali
do tych wszystkich dzikusów, sami też nie kupią, złocenia, obrazy,
kielichy, monstrancje, plebanie, wszystko kosztuje, bardziej się
opłaca inwestować w znany rynek, mniejsze ryzyko, przecież nie
wiadomo czy taki dzikus ci się nawróci, ludzkość zniewieściała,
nie ma tak łatwo jak kiedyś, ONZ, trybunały międzynarodowe,
już nie mówię białego, ale nawet Żyda czy Pigmeja nie można po
ludzku spalić na stosie, ojcze święty, bo zaraz podniosą się krzyki,
że łamanie praw człowieka, srutu pierdutu, przecież chodzi o
zbawienie duszy nieśmiertelnej, ci wszyscy działacze humanitarni
oczywiście idą do piekła, ale co naprzeszkadzają, co Pana Boga
nazasmucają, to kurde serce boli patrzeć... W jakiej kolejce... A
tamtej... No pewnie, że Bóg wie o przekrętach, przecież wszystko
wie, ale nic nie mówi, on nigdy nic nie mówi, raduje się tylko w
niezmąconym spokoju, że dusze tak się rwą do obcowania, bo za
życia większość się nie rwała, w niedzielę na mszę, co miesięc do
spowiedzi i z głowy, ile można, w kółko to samo, Pan z wami i z
duchem twoim, moja wina, moja wina, moja bardzo wielka wina,
szczególnie jak łeb boli po sobocie, człowiek skacowany, każdy
wolał obcować z niewiastami niż z Bogiem, a teraz nie ma czym
obcować, no i zaczyna kumać, że w sumie całe życie robił to, czego
nie lubił, żeby po śmierci robić to samo przez całą wieczność...
Zniechęciłem mówisz? Nie ukrywam, że taki był plan. No to do
roboty, oddychaj... Normalnie oddychaj, płucami... Raz i dwa, raz i
dwa, wdech, wydech. Bardzo dobrze! Jeszcze raz. – Błona na oku
pękła i zobaczyłem, że nie pochyla się nade mną kot, tylko babcia
Ika. Moje samobójstwo należało do nieudanych.
MarbLe box
urns with
the ashes
L: 18cm, D: 9cm, H: 11cm
2012
www.exteresa.bellasartes.gob.mx

Podobne dokumenty